Indícanos tus datos y buscaremos las mejores tarifas para ti.
Inicio » Los trastornos del sueño, ¿están cubiertos por el seguro?

Los trastornos del sueño, ¿están cubiertos por el seguro?

El insomnio o la incapacidad para permanecer despierto son dos de los trastornos del sueño más comunes y pueden llegar a convertirse en un problema de salud.

Hasta hace relativamente poco tiempo, los trastornos del sueño no se consideraban auténticos problemas de salud, sin embargo, hoy sabemos que no descansar correctamente puede afectarnos en nuestro día a día y, si esta situación se prolonga, puede tener consecuencias negativas para nuestro organismo. Está claro que dormir bien es uno de los pilares fundamentales, junto con una dieta equilibrada y la realización de ejercicio regular, para gozar de una buena salud.

Actualmente, un 26% de la población sufre alguna alteración del sueño que le impide descansar correctamente cada día. Los trastornos más comunes se dividen por franjas de edad: los niños y adolescentes pueden presentar insomnio, parasomnia, síndrome de las piernas inquietas o terrores nocturnos; y los adultos, apnea del sueño e insomnio, y en menor medida, narcolepsia o incluso parasomnia.

Los trastornos del sueño suelen impedir lograr una rutina regular y saludable de descanso, y en ocasiones muy acusadas pueden llegar a causar problemas sociales, psicológicos y físicos.

Los seguros de salud suelen incluir test preventivos y tratamientos del sueño

Dormir bien es esencial para llevar una vida completa y satisfactoria, por lo que, si alguno de estos trastornos u otras situaciones nos impiden reiteradamente descansar, lo recomendable es acudir a un especialista para poder iniciar un tratamiento adecuado.

Los seguros de salud privados suelen incluir, por regla general, test preventivos para identificar las alteraciones del sueño que puedan sufrir sus pacientes entre sus prestaciones básicas. Hacer esta prueba es un paso fundamental para que el seguro médico nos derive al especialista, que realizará los exámenes pertinentes para pautar el tratamiento adecuado.

Muchas compañías aseguradoras disponen de centros de salud con Unidades del Sueño, esto es, centros específicos que se ocupan del diagnóstico y tratamiento de las personas que sufren alteraciones del sueño. En estas Unidades se pauta un tratamiento adecuado a cada situación y se hace un seguimiento por parte de un especialista.

En algunos seguros médicos estos tratamientos tienen unos seis meses de carencia, es decir, es necesario esperar medio año desde que se firma la póliza hasta que se puede acceder a las prestaciones.

Para conocer por completo las coberturas y las carencias de ese seguro médico que nos interesa, y poder comparar precios y prestaciones con otros seguros del mercado, conviene acudir a un comparador online y llegar así a la póliza de salud con la mejor relación prestaciones-precio.