Indícanos tus datos y buscaremos las mejores tarifas para ti.
Inicio » Coberturas del seguro médico durante el embarazo

Artículo

Coberturas del seguro médico durante el embarazo

seguro-medico-embarazo

Tanto periodo de gestación como el parto suelen estar cubiertos en los seguros médicos privados, pero existen una serie de salvedades y pautas a seguir para tener una cobertura total.

El seguimiento y la asistencia al parto son servicios sanitarios cubiertos tanto por la sanidad pública como por la privada. Sin embargo, en el caso de los seguros médicos privados existen una serie de pautas que se deben seguir para conseguir una cobertura total en el embarazo, parto y postparto.

El periodo de carencia de un seguro médico en el embarazo

Como norma general, todas las entidades aseguradoras incluyen un periodo de carencia en los casos de embarazo que se sitúa en los 8 meses. De esta forma, los servicios sanitarios requeridos, como la preparación al parto, revisiones, parto y postparto no quedan totalmente aseguradas hasta los 8 meses siguientes a la contratación del seguro médico.

Por lo tanto y, con el fin de conseguir una cobertura prácticamente total durante todo el proceso de embarazo, el seguro médico se debe contratar al menos 8 meses antes de quedarse embarazada.

Todas las entidades aseguradoras tienen unas pautas muy similares a este respecto y este periodo de carencia no es anuble, por ejemplo, por desconocimiento del embarazo en el momento de contratación del seguro.

Sin embargo, las aseguradoras sí pueden eliminar el periodo de carencia en caso de parto prematuro. Está establecido por ley que las asistencias en situaciones urgentes deben quedar garantizadas. Además, también suelen incluirse, aunque haya carencia algunas pruebas de seguimiento del embarazo, como es el caso de la amniocentesis precoz en embarazos de riesgo

Las coberturas del seguro de salud en un embarazo

    • El seguimiento durante el embarazo. La póliza de un seguro de salud cubrirá todo el seguimiento y vigilancia del embarazo. Durante el periodo de gestación, la embarazada podrá acceder a todos los servicios de ginecología y obstetricia y realizarse todas las pruebas de seguimiento de embarazo.
    • La preparación al parto. Los cursos de preparación al parto son clases de corta duración (unas 15 horas) que se imparten a las embarazadas. En ellas se aplican técnicas de relajación, de respiración y otra serie de técnicas pensadas para hacer el parto llevadero. Estos cursos se incluyen en la gran mayoría de seguros de salud.
    • El parto. La asistencia al parto es el servicio más costoso y delicado durante todo el proceso de embarazo. A este servicio le afecta directamente el periodo de carencia, que puede ser de 8 a 10 meses. Por lo tanto, para que la asistencia al parto quede totalmente cubierta, la embarazada debería haber contratado su seguro o cambiar su seguro de compañía con al menos 8 meses de antelación, o de lo contrario el periodo de carencia le afectará directamente. La única salvedad a este respecto es en el caso de los paros prematuros o servicios de urgencia, en cuyo caso la aseguradora prestará sus servicios de forma gratuita, aunque todavía estuviera vigente la carencia.
    • El postparto. Los servicios de postparto de un seguro de salud incluyen el desplazamiento de una matrona al lugar de residencia de la madre para ayudarla y asistirla en tareas de cuidados e higiene.

Antes de contratar un seguro de salud es conveniente hacer una comparativa exhaustiva de las diferentes opciones que existen en el mercado y compararlas para elegir la opción que más convenga según las propias necesidades del asegurado.